LA ENTREVISTA

Beatriz Castelao (dcha.) y Lorena S. Amador (izq.)

Socias y Gerentes de TERRAMARE

Desde hace menos de un año estáis al frente de TERRAMARE y ya sois un punto de referencia, especialmente en el polígono industrial el prado, ¿El secreto?

– Trabajo duro. Tratar a nuestros clientes como quisiéramos nosotras que nos trataran, amabilidad y simpatía. Tener, todo lo que podamos, las puertas abiertas para cuando nos necesitan, productos de calidad y servicio rápido.

¿Qué os impulsó a optar por el negocio de la hostelería?

– La experiencia, yo llevo más de 20 años y Lorena más de 14. Al final, conocer la profesión, lo es todo para decidirte a dar el paso para montar tu propio negocio. Yo personalmente (Beatriz) comencé en Lugo con solo 16 añitos.

¿Habéis tenido que renunciar a algunas de las facetas de vuestra vida personal?

– Sí, (Beatriz) a mis hijos, a disfrutar y dedicarme a ellos como realmente me hubiera gustado, supongo como cualquier madre que está trabajando. Lo que pasa es que justamente el mundo de la hostelería es un mundo muy complicado. Cuando los demás están de fiesta, es cuando más se trabaja. Además de renunciar a poder salir, una vez que sales de trabajar, después de tantísimas horas, en lo que menos piensas es en salir, solo quieres descansar.

¿Cuál es el tipo de cocina que ofrecéis en vuestros menús diarios, y en carta, en TERRAMARE?

– Comida típica casera. Ese es otro de los secretos, mi marido (carcajadas). Comer en TERRAMARE es como comer en casa, pero fuera. Mi marido, Demetrio Luengo, lleva en los fogones más de 40 años. Tiene unas manos en la cocina difícil de superar, es uno de los motivos por los que quien viene, repite.

¿Hay una información en los medios que dice que este año cerca de un 75% de restaurantes cerrarán sus puertas ¿Qué opinas de este dato?

– Que puede ser. Los precios de los productos se han disparado. Los impuestos, la luz… se disparan los precios a unos porcentajes que tú no puedes subir a los clientes. Evidentemente hemos tenido que subir los precios, pero los hemos subido muy ligeramente, donde más en los desayunos. Un desayuno normal está en una media de 2,40€.

Si tuvierais que pedir un deseo para este nuevo año, en cuanto a TERRAMARE se refiere, ¿Cuál sería?

– Que todos los sueños, los proyectos y los deseos de TODOS nuestros clientes, se hagan realidad. Y que nuestros clientes no dejen de confiar en nosotros, porque seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos. En TERRAMARE somos una familia, y quien viene queremos que se sienta parte de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *